Las distintas unidades están dirigidas por un grupo importante de voluntarios y voluntarias que, de forma desinteresada, y en constante formación, enseñan y educan a los niños en el método del Escultismo.

Muchos de ellos son jóvenes que, al concluir su etapa como educando, han optado por seguir vinculados al Grupo aunque del Kraal también forman parte voluntarios que, desconociendo el Grupo, han decidido formar parte de él y desempeñar una importante labor educativa o estructural dentro del Grupo.